PROGRESO DONACIONES OCTUBRE 2019


105 / 300 words. 35% done!

jueves, 30 de agosto de 2012

El vampiro (Fernando Méndez, 1957)




El vampiro

Ficha Técnica:

Título original:

El vampiro

Año:

1957

País:

México

Género:

Terror

Dirección:

Fernando Méndez

Guión:

Ramón Obón

Duración:

84 min

Reparto:

Abel Salazar, Ariadna Welter, Carmen Montejo, José Luis Jiménez, Mercedes Soler, Alicia Montoya, José Chávez, Julio Daneri, Amado Zumaya, Germán Robles

Datos del archivo:

Idioma:

Español

Calidad:

DVDRip

Resolución:

592 x 432

Formato:

AVI

Tamaño:

1,25 GB


Sinopsis:
La joven Marta llega a Sierra Negra para visitar a su tía enferma. En el mismo tren viaja Enrique, un agente viajero que se ofrece a acompañarla. Al llegar a la estación, la pareja acepta continuar el recorrido en una desvencijada carreta que llegó a recoger una misteriosa caja procedente de Hungría. Al llegar a la hacienda de sus parientes, Marta se entera de que su tía ha muerto y decide quedarse, sin percatarse de que está a merced de los vampiros. (FILMAFFINITY)

Todo un clásico del fantástico mexicano realizado en pleno esplendor del cine de género por parte de un director muy a tener en cuenta, Fernando Méndez, iniciador del fantástico en el país con títulos como “Ladrón de cadáveres” o el western terrorífico “El grito de la muerte” sobre la leyenda local de “La llorona”, tan prestigiosos como casi invisibles. Méndez ofrece un estilo visual suntuoso y artesanalmente elegante, toneladas de oficio y gotas de verdadera inspiración estética (la aparición/desaparición del vampiro en un haz de luz que corta la densa oscuridad) a base de envolventes neblinas (memorables las primeras apariciones de la enlutada villana) brillante claroscuro fotográfico, un esplendido juego con las sombras y bien integrados prestamos del “look” atmosférico de la “Universal”, dotando a la cinta de un gusto gótico remarcable, añeja en algunos aspectos (esos trucajes fotográficos o la iluminación de algunos momentos, amén del muy azteca melodramatismo familiar) pero tremendamente moderna en otros antecediendo/compartiendo algunos de los axiomas que manejará (mejor) la inminente “hammerización” de la mitología vampírica . Pero si la película se ha convertido (junto a su secuela “El ataúd del vampiro”) en objeto de verdadero culto es principalmente por la apabullante presencia del legendario actor gijonés Germán Robles (unido al género a partir de aquí y convertido en indiscutible mini-mito de la sesión doble) como el vampiro Lavud/Duval; enjuto, con voz de barítono y porte aristocrático, logra mezclar el hálito poético (su objetivo no es otro que resucitar a su hermano ejecutado cien años antes) y la falta de piedad con su poderosa presencia escénica, a todas luces la película mejora cuando está en pantalla, por desgracia está demasiado poco. El protagonismo se lo lleva el galán del género de la época y a la sazón productor de muchas de las películas (incluida esta), el insoportable Abel Salazar, desubicado y cargante con su héroe chistoso y sainetero, una interpretación horrible y estúpida que va contra el logrado tono tétrico que preside todo el film. Aún así retener detalles como las fantasmales apariciones de la tía o la embriagadora banda sonora y cuando aparezcan los hilos de los murciélagos, pues... hagamos como que no los vemos. (ben wade, FilmAffinity)



CAPTURAS:

Click the image to open in full size.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...