jueves, 1 de agosto de 2013

Point Blank (John Boorman, 1967)




A quemarropa

Ficha Técnica:

Título original:

Point Blank

Año:

1967

País:

Estados Unidos

Género:

Thriller. Drama. Crimen

Dirección:

John Boorman

Guión:

Alexander Jacobs, David Newhouse, Rafe Newhouse (Novela: Donald E. Westlake)

Duración:

92 min

Reparto:

Lee Marvin, Angie Dickinson, Keenan Wynn, John Vernon, Carroll O'Connor, Lloyd Bochner, Michael Strong, Sharon Acker, James B. Sikking

Datos del archivo:

Idioma:

Inglés con subs en español e inglés (srt)

Calidad:

DVDRip

Resolución:

720x304

Formato:

MKV

Tamaño:

1,49 GB


Sinopsis:
Después de haber dado un golpe muy lucrativo, un hombre es traicionado por su esposa y por su mejor amigo. Ambos lo abandonan, dándolo por muerto, en una celda de la abandonada prisión de Alcatraz. Años después, intentará vengarse y recobrar su parte del botín. (FILMAFFINITY)

Segundo largometraje del realizador británico John Boorman (Shepperton, Inglaterra, 1933). El guión, de Alexander Jacobs, David Newhouse y Rafe Newhouse, adapta libremente la novela “The Hunter” (1962), de Richard Stark, pseudónimo del novelista norteamericano Donald Westlake (1933-2008). Se rueda en escenarios reales de la isla de Alcatraz (Bahía de San Francisco), L.A. (aeropuerto, Santa Mónica, West Hollywood...) y en platós de los MGM Studios (Culver City, L.A.). Producido por Judd Bernard y Robert Chartoff para MGM, se estrena el 30-VIII-1967 (EEUU).

La acción dramática tiene lugar en la ciudad de L.A. y alrededores en 1965/66, con un prólogo anterior. Walker (Marvin) es un ex presidiario de Alcatraz, dedicado a la delincuencia y relacionado con un grupo mafioso llamado coloquialmente “la organización”. Tras un asalto nocturno (1964) a un banco junto con su mujer, Lynne (Acker), y su mejor amigo, Mal Reese (Vernon), y antes de repartir el botín, es traicionado, tiroteado y abandonado por éstos, aparentemente muerto, en una antigua celda de la prisión de Alcatraz (clausurada en 1963). Meses después, recuperado de las heridas, decide buscar (1965) a la pareja de amantes en la ciudad de L.A. Walker es un personaje solitario, frío, físicamente fuerte, obsesivo, atormentado, vengativo y despiadado.

El film suma crimen, gángsters, cine “neo-noir”, drama, acción, suspense, misterio y thriller. Desarrolla una historia vigorosa de venganza a toda costa entre malhechores, que se inscribe en la tradición del cine negro americano. El relato incorpora una mujer fatal, personajes atormentados, deslealtades personales, traiciones, caracteres oscuros y sombríos, ambientes angustiosos, antihéroes, etc.

La narración adquiere un tono crispado, alucinante, tenso y perturbador. Hace uso de cuidados cambios de ritmo, efectos sonoros inquietantes (gritos de una mujer que se superponen a los de una canción), un nivel de violencia superior al habitual en el momento del estreno, escenas hirientes de sexo, imágenes urbanas desoladas, saltos de tiempo hacia delante y hacia atrás, cambios súbitos de ubicación, repeticiones de imágenes, etc. Añade una admirable descripción de ambientes y una construcción sólida de caracteres. Los diálogos son concisos, cortantes y estilizados. Walker deviene uno de los tipos más duros, crueles y despiadados del cine americano.

Boorman demuestra su cinefilia y su condición de eficaz aprendiz de todo lo que le gusta. En el film refleja la influencia de la “nouvelle vague”, en especial de los saltos temporales de Alain Resnais (“Hiroshima mon amour”, 1959). Se inspira en “Alphaville” (1965), de Godard, para la definición de la psicología del protagonista. Descubre su afición al cine negro clásico norteamericano (“Scarface”...) y al popular “western”, del que toma esquemas narrativos y descripción de personajes. Se aprecian paralelismos con “Código del hampa” (1964), realizado por Don Siegel tres años antes con la misma pareja protagonista (Marvin y Dickinson). Más allá de sus influencias y fuentes de inspiración, el film revela el anticonvencionalismo del realizador y su búsqueda esforzada de libertad narrativa y expresiva. Por lo demás, el film lleva impresa la marca personal y el sello de originalidad característicos de Boorman (“Infierno en el Pacífico”, “Defensa”, “El general” ...).

Extrae de Marvin una interpretación antológica, que es una de las mejores de su carrera. Le da réplica una correosa Angie Dickinson, que consigue atraer la atención del público, pese a la enorme fuerza de la presencia avasalladora de Marvin. Son escenas destacadas, la de los pasos de Walker en el corredor, la seducción de la chica, los golpes de autodefensa de la mujer que la desfondan y derriban, etc. Habla de venganza, celos, violencia urbana, honor, lealtad, etc. Conserva la fuerza y la frescura originales.

La banda sonora, de Johnny Mandel (“Quiero vivir”, Wise, 1958), se basa en una partitura que combina cortes melódicos y suaves con fragmentos jazzísticos. Como música adaptada, añade un corte de la obertura de la ópera “Los maestros cantores de Nuremberg”, de Richard Wagner; otro de la canción “Mighty God Times” (de The Stu Gardner Trio); y un tercero de las trompetas y los trombones de la banda de Tommy Dorsey. La fotografía, de Philip H. Lathrop (“Días de vino y rosas”, Edwards, 1962), en color (metrocolor) y panavisión, construye las imágenes con gran sentido de la visualidad. Presenta encuadres inquietantes y paisajes desolados.


Bibliografia
- Karen KRIZANOVICH, “A quemarropa”, ‘1.001 películas que hay que ver...’, pág. 478, Grijalbo ed., Barcelona 2006 (edición ampliada).
- Ángel COMAS, “A quemarropa”, ‘La Vanguardia’, 18-II-1992.

Miquel (FilmAffinity)

Click the image to open in full size.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...