domingo, 19 de agosto de 2012

Les amants (Louis Malle, 1958)




Los amantes

Ficha Técnica:

Título original:

Les amants (The Criterion Collection)

Año:

1958

País:

Francia

Género:

Drama

Dirección:

Louis Malle

Guión:

Louis Malle, Louise de Vilmorin

Duración:

88 min

Reparto:

Jeanne Moreau, Alain Cuny, Jean-Marc Bory, Judith Magre, Gaston Modot, José Luis de Vilallonga

Datos del archivo:

Idioma:

Francés con subtítulos en español e inglés (srt)

Calidad:

DVDRip

Resolución:

720x320

Formato:

AVI

Tamaño:

1,09 GB


Sinopsis:
Una mujer burguesa, casada con un hombre de posición respetable y con amante español jugador de polo, se siente muy aburrida con su existencia, Ya no le entretiene ni la monótona vida que lleva en la casa de campo, ni sus viajes ocasionales a París para visitar a su amiga de infancia. De repente, un día se le estropea el coche en uno de sus trayectos entre la capital y el campo y una joven la ayuda al llegar a su hogar. Este breve encuentro le hará recapacitar y plantearse la posibilidad de comenzar de nuevo su estilo de vida... (FILMAFFINITY)


1958: Venecia: Premio Especial del Jurado

Segunda obra de ficción de Louis Malle, inspirada en una novela de Louise Valmorin, basada en un relato del XVIII, de D.V. Denon. Obtuvo el Premio Especial del Jurado de Venecia.

La acción tiene lugar en la campiña francesa de Dijon y se explica en términos de presente (1956/7). Narra la historia de aburrimiento e insatisfacción de Jean Tournier (Jean Moreau), casada desde hace 8 años con el propietario de un diario de provincias, frío, distante y desatento conla esposa. Para divertirse viaja a París con frecuencia, donde se hospeda en casa de su amiga Maggy (Judith Magre) y se entretiene con un playboy español, jugador de polo, Raúl (J.L. de Vilallonga). Todo cambia con la aparición de los celos del marido, Henri (Alain Cuny). La película describe los prejuicios, la hipocresía y la mediocridad que caracterizan a la alta burguesía del momento. Denuncia la inconsistencia de sus convenciones sociales, su doble moral y el papel de sometimiento al que relega a la mujer. Aboga por la igualdad de géneros. Critica, con recursos tan sutiles como expresivos, la falsa fidelidad, la intangibilidad del domicilio conyugal, la descalificación de la seducción femenina, la incompatibilidad del amor materno con la libertad de la madre, la separación del deber conyugal y el palcer. La propuesta del autor es transgresora e iconoclasta hasta el punto de bendecir la derivada segunda de la transgresión (la transgresión de la transgresión). Exalta la búsqueda y la obtención del placer. La película desató una fuerte polémica en su momento y su proyección se prohibió en diversos países, entre ellos España. El personaje de Jean Tournier guarda semejanzas con el de Emma Bovary. Destaca la escena de amor y caricias, de 32 minutos, y la visibilidad matizada del placer de la pareja.

La música reproduce fragmentos del Sexteto núm. 1 de Brahms, interpretado por maestros como Pablo Casals, Isaac Stern, Alexander Schneider, Madeleine Soley y Milton Thomas. La fotografía, a cargo de Henri Decae ("Ascensor para el cadalso", "Los cuatrocientos golpes", "El bello Sergio"), ofrece un magnífico recital de imágenes que desbordan elegancia, realismo y belleza visual. La iluminación es magistral y la cámara acaricia las imágenes con pudor y suavidad. El guión incorpora unos diálogos escritos con maestría, que dan vida a un argumento sencillo y potente. La interpretación da paso al protagonismo de Jean Moreau (29 años), cuya expresión corporal es antológica. Protagoniza uno de los momentos más destacados de sensualidad, erotismo y pudor, de la historia del cine. La dirección condensa en 88 minutos un relato cargado de sugerencias memorables, que se enmarca en una cierta ambigüedad en la definción de los límites entre realidad y sueño.

Película de gran belleza plástica, interpretación insuperable y música excepcional. Difícil de entender por los que no vivieron la moral social de los 50. De gran valor testimonial sobre los prejuicios sociales de la época. (Miquel, FilmAffinity)




CAPTURAS:

Click the image to open in full size.

Enlaces de descarga (Contraseña: HmB79):
https://1fichier.com/?y43blyd8ou

Liliom (Fritz Lang, 1934)




Liliom

Ficha Técnica:

Título original:

Liliom (Kino Video)

Año:

1934

País:

Francia

Género:

Drama, Fantástico

Dirección:

Fritz Lang

Guión:

Fritz Lang, Robert Liebmann, Bernard Zimmer (Obra de teatro: Ferenc Molnár)

Duración:

118 min

Reparto:

Charles Boyer, Madeleine Ozeray, Robert Arnoux, Roland Toutain, Alexandre Rignault, Henri Richard, Marcel Barencey, Raoul Marco, Antonin Artaud, Mimi Funes

Datos del archivo:

Idioma:

Francés con subtítulos en español, inglés y portugues (srt)

Calidad:

DVDRip

Resolución:

624x464

Formato:

AVI

Tamaño:

1,33 GB


Sinopsis:
Liliom es un joven alegre que trabaja en el carrusel de una feria. La mujeres le persiguen y a él le gusta coquetear con ellas. Hasta que un día conoce a Julie y se enamoran perdidamente. Pero la vida con Liliom no es fácil, poco a poco Julie descubre que es orgulloso y agresivo, pero esto no le impide seguir amándolo. Cuando los dos pierden sus empleos y Julie se queda embarazada, Lilliom intenta conseguir dinero robándolo, todo sale mal y muere. Después de un tiempo en el purgatorio, vuelve a la Tierra para que tenga la oportunidad de enmendar sus errores o ser condenado para siempre. (FILMAFFINITY)

“LILIOM” comenzó como una obra teatral escrita por el húngaro Ferenc Molnár, en 1909, en la que cuenta las aventuras y desventuras de un gamberro llamado Liliom Zadowski, quien hace las veces de pregonero de un carrusel en un parque de diversiones conocido como Hippo-Palace, cuya dueña, Madame Muskat, le ama con marcados celos y afanes posesivos.

La obra obtuvo tanto éxito que, el director Michael Curtiz, se dispuso a adaptarla al cine en 1919, pero hubo de abandonar el rodaje a medio camino, cuando tuvo que salir de Hungría por los cambios políticos que allí se estaban dando. Sería entonces, el americano Frank Borzage, el primero en llevar esta obra al cine, en 1930, con notable aceptación. Por estos años, otro gran director, se vería también obligado a abandonar su patria para no caer en las pretensiones del nazismo: se llamaba Fritz Lang, y en un tren marchó a Francia con apenas unas cuantas pertenencias. Al poco tiempo de estar allí, y apoyado de nuevo por el productor Erich Pommer, Lang se puso en la tarea de adaptar de nuevo la obra de Molnár ayudado por dos colaboradores franceses. Así surgió, “LILIOM”, primera y única película rodada en Francia por este genio alemán, pues ese mismo año, 1934, tendría su encuentro con David O. Selznick quien quiso llevárselo a Hollywood para que trabajara con la MGM.

Historia de amores y desamores, de anhelos de redención e ímpetus incontrolables, es este un fílme con afanes progresistas que, en medio de una cierta ingenuidad en algunos planteamientos y en algunos escenarios -sobre todo cuando se palpan terrenos espirituales-, mantiene un aire atractivo con aquel personaje travieso, seductor e incorregible, cuya preferencia por las criadas lo lleva un día a enamorarse de una de ellas, hasta el punto de abandonar su "atractivo" empleo para seguirla.

Como un claro alegato contra la posición de la Iglesia Católica y de otras religiones tan arcaicas –aunque más recientes- como Los testigos de Jehová, que afirman que “polvo somos y en polvo nos hemos de convertir”, la historia sustenta la filosofía oriental de que No es cierto que todo termine con la muerte, pues “sería demasiado cómodo si la muerte lo arreglara todo”, ya que en tal caso “¿dónde quedaría la justicia?” Esto, como la sustentación del registro akásico (memoria de todo lo vivido), tiene asidero en los estudios de grandes maestros como Annie Béssant, Rudolf Steiner, Samael Aun Weor y otros.

Causa risa ver a los policías del cielo o a ese comisario con alitas de pollito reafirmando la incompetencia de las instituciones oficiales, pero en cualquier caso, el filme motiva impostergables reflexiones y hace pasar un rato bastante entretenido.

Después… vendrá la relevante obra de un alemán en América. (Luis Guillermo Cardona, FilmAffinity)





CAPTURAS:
Click the image to open in full size.

Enlaces de descarga (Contraseña: HmB79):
 https://1fichier.com/?nzlxxbv1fi

Synecdoche, New York (Charlie Kaufman, 2008)




Synecdoche, New York

Ficha Técnica:

Título original:

Synecdoche, New York

Año:

2008

País:

Estados Unidos

Género:

Comedia dramatica. Teatro

Dirección:

Charlie Kaufman

Guión:

Charlie Kaufman

Duración:

124 min.

Reparto:

Philip Seymour Hoffman, Catherine Keener, Michelle Williams, Dianne Wiest, Emily Watson, Samantha Morton, Hope Davis, Jennifer Jason Leigh, Rebecca Merle, Barbara Haas, Tim Guinee,

Datos del archivo

Idioma:

Inglés con subs en español (srt)

Calidad:

BRRip

Resolución:

1280x544

Formato:

MP4

Tamaño:

751 MB


Sinopsis:
Caden Cotard, un director de teatro, se encuentra en plena crisis en casi todos los aspectos de su vida: su mujer se ha ido a Berlín con su hija y la posibilidad de una relación con una nueva mujer se ha esfumado antes de empezar. Cotard decide entonces poner en escena su día a día con actores que encarnan tanto a él como a sus allegados. Kaufman logra una de las imágenes más poderosas que ha dado el cine sobre la creación artística (con el permiso del enorme plató de El show de Truman): un plató tan grande como una ciudad, una maravilla surgida de la fascinante mente de Charlie Kaufman.


2008: Cannes: Sección oficial de largometrajes
2008: Asociación de Críticos de Los Angeles: Mejor diseño de producción

Durante el visionado de Synecdoche, New York, la primera sensación que servidor tuvo fue de grata familiaridad, de que lo que estaba presenciado reedita con esmero y soltura aspectos estéticos, temáticos y tonales ya vistos en películas tan brillantes como Olvídate de mí!, Cómo ser John Malkovich y Adaptation. Una sensación que va más allá de la mera obviedad (Charlie Kaufman, director de Synecdoche, New York, fue también guionista de esos tres filmes), y que reabre el debate acerca de la verdadera autoría de una Película, ya que ratifica de tal manera la impronta de los guiones de Kaufman en las obras de Gondry y Jonze, que sitúa a ambos realizadores en una posición, cuando menos, incómoda.

Finalizada la proyección, la segunda impresión que se me generó es la de haber asistido a algo monumental, inabarcable, rayano a la genialidad y huidizo a los límites de mi comprensión inmediata. Kaufman, en su ópera prima, lleva los ítems de sus anteriores guiones a la pirueta más mortal de todas las que se han visto: la de hablar de la vida y el tiempo amasándolos cual Marcel Proust metido a cineasta o Tarkovsky posmoderno. Ese tiempo, esa vida, son los de Caden Cotard, un particular director teatral cuya existencia queda en “stand by” tras el abandono de su mujer y su hija. Después del trauma emocional, los acontecimientos se sucederán sin demasiado énfasis alrededor del pasivo y melancólico señor Cotard, a quien sólo motiva el estreno de su nueva obra, un montaje mastodóntico con el que pretende reproducir su propia existencia y con ello el fluir vital de la ciudad de Nueva York.

Synecdoche, New York es deliberadamente irregular, buscadamente autoparódica y obligadamente autoreflexiva. Y es que allí donde cualquier artesano del Cine se contentaría con la noble labor de entretener sostenidamente, Kaufman se empeña en ir más allá, en provocar a lo largo del metraje infinidad de reacciones, algunas de ellas totalmente opuestas a una valoración positiva del film: curiosidad inicial; tedio casi constante, causado por el inquebrantable abatimiento de su protagonista; sorpresa, por lo jeroglífico del argumento; admiración, fruto de la belleza y originalidad de las imágenes; absurdo, siempre de la mano del onirismo bien plasmado; empatía y complicidad, ante lo vívido del drama del protagonista; y, finalmente, estupor y sometimiento generados por la grandeza y complejidad del entramado metavital que se muestra.

En definitiva, nunca fue tan apropiado admitir que un nuevo visionado siempre es conveniente para comprender mejor un film, y tampoco es excesivamente osado vaticinar que Synecdoche, New York será un estrepitoso fracaso comercial. Que se convertirá en una nueva película de culto sí que es una convicción personal algo más ciega y arriesgada que el tiempo ratificará o desechará en un futuro no muy lejano. (FERNANDO BERMEJO, FilmAffinity)




CAPTURAS:

Click the image to open in full size.

Enlaces de descarga (Contraseña: HmB79):
https://1fichier.com/?pc0sjbc1ku

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...