martes, 3 de julio de 2012

Crna macka, beli macor (Emir Kusturica, 1998)



Gato negro, gato blanco

Ficha Técnica:

Título original:

Crna macka, beli macor

Año:

1998

País:

Yugoslavia

Género:

Comedia

Dirección:

Emir Kusturica

Guión:

Gordan Mihic & Emir Kusturica

Duración:

02:03:36

Reparto:

Bajram Severdzan, Florijan Ajdini, Jasar Destani, Zabit Mehmedovski, Srdjan Todorovic

Datos del archivo

Idioma:

Serbocroata con subs en español (srt)

Calidad:

DVDRip

Resolución:

544x304

Formato:

avi

Tamaño:

700 Mb


Sinopsis:
Grga Pitic, un mafioso gitano que controla los vertederos de basura, y Zarije, el orgulloso propietario de unas obras de cemento, son amigos desde la infancia. Ahora tienen ochenta años, han sobrevivido juntos a todo tipo de aventuras y se profesan un profundo respeto. Estando Zarije en el hospital, su hijo Matka acude a Grga para pedirle dinero. Él y su socio Dada lo necesitan para hacer un gran negocio vendiendo petróleo en el mercado negro. Pero las cosas salen mal y, entonces, Dada amenaza de muerte a Matka si no consigue que su hijo se case con su única hermana soltera. Pero, naturalmente, el chico está enamorado de otra. (FILMAFFINITY)

1998: Venecia: León de Plata; mejor director


CAPTURAS:

Click the image to open in full size.

Enlaces de descarga (Contraseña: HmB79):

Sátántangó (Béla Tarr, 1994)



Satan's Tango

Ficha Técnica:

Título original:

Sátántangó

Año:

1994

País:

Hungría, Alemania, Suiza

Género:

Drama

Dirección:

Béla Tarr

Guión:

Béla Tarr, Lászlo Kasznahorai (novela)

Duración:

450 min

Reparto:

Mihály Vig, Putyi Horváth, László Lugossy, Éva Almássy Albert, János Derzsi

Datos del archivo:

Idioma:

Húngaro con subs en español (srt) e inglés (sub)

Calidad:

DVDRip

Resolución:

720 x 432

Formato:

AVI

Tamaño:

4,32 Gb (3 partes de 1,44 Gb)


Sinopsis:
La historia relata gradualmente los problemas una granja colectiva durante unos pocos días de otoño en los años de la Hungría post-comunista, observada desde la perspectiva de distintos personajes. (FILMAFFINITY)

"¿Cómo hacer justicia a esta comedia negra de siete horas de duración, que se encuenta entre las películas más impresionantes de los noventa? Es una obra diabólica de sarcasmo sobre los sueños, intrigas y traiciones de una cooperativa agrícola fracasada, adaptada por el director húngaro Béla Tarr y por László Kasnahorkai a partir de la novela de finales de 1985. Se desarrolla durante dos días consecutivos, otoñales y lluviosos (interpretados desde la perspectiva de los diferentes personajes) y más adelante, en el trascurso del mes. La forma de la novela se inspira en los pasos del tango -seis hacia delante, seis hacia atrás-, una idea reflejada por la estructura temporal traslapada, con su doce secciones y sus largas tomas, extraordinariamente coreografiadas, y unos movimientos de cámara que hacen pensar en un Andrei Tarkovski despojado de espiritualidad y dotado de la intensidad de invernadero de un John Cassavetes. Cada sección acaba vigorosamente con la narración en tercera persona fuera de pantalla; comentario elocuente y poético sobre los personajes y su mundo que procede directamente de la novela.

Sátantangó nos hace compartir mucho tiempo, además de espacio, con sus personajes, y el efecto global es cargar cada toma de peso moral y narrativo. Por detestables que sean esas personas, estamos tan plenamente con ellas, durante unos períodos tan largos, que no tenemos más remedio que involucrarnos en sus diversas estratagemas. Entre las extraordinarias secuencias -y son muchas- hay un tour de force fascinante que registra durante una hora los movimientos solitarios de un viejo doctor perdido en una bruma alcohólica, y detalla de manera hilarante la cantidad de esfuerzo que se requiere para que un hombre obeso beba hasta perder el conocimiento. Hay que añadir la visible crueldad contra un gato en otra secuencia, una imitación tan experta como continua lluvia. Pese a su visible y descarnado realismo, Tarr es un maestro del artificio.
Si el relato es un comentario indirecto sobre el hundimiento del comunismo, tiene mucho que decir sobre las degradaciones subsiguientes del capitalismo. Como ha señalado Tarr, la policía y la naturaleza humana son las mismas en todas partes. El tema de esta narración, brillantemente construida, es cosa del mundo actual, y sus 450 minutos de duración ininterrumpida son necesarios porque Tarr tiene mucho que decir y quiero hacerlo bien." (Jonathan Rosenbaum: Critico de cine del Chicago Reader)



CAPTURAS:

Click the image to open in full size.

Click the image to open in full size.

Click the image to open in full size.

Enlaces de descarga (Contraseña: HmB79):

Pisma myortvogo cheloveka (Konstantin Lopushansky, 1986)



Cartas de un hombre muerto

Ficha Técnica:

Título original:

Pisma myortvogo cheloveka (Konstantin Lopushansky, 1986)

Año:

1986

País:

URSS

Género:

Ciencia ficción - Drama - Holocausto nuclear

Dirección:

Konstantin Lopushansky

Guión:

Konstantin Lopushansky, Vyacheslav Rybakov, Boris Strugatsky

Duración:

87 min

Reparto:

Rolan Bykov, Iosif Ryklin, Viktor Mikhaylov, Aleksandr Sabinin, Nora Gryakalova, Vera Mayorova, Vatslav Dvorzhetsky, Svetlana Smirnova, Nikolai Alkanov, Vadim Lobanov

Datos del archivo:

Idioma:

Ruso con subtítulos en español (srt)

Calidad:

DVDRip

Resolución:

720x544

Formato:

AVI

Tamaño:

1,36 GB


Sinopsis:
Tras una guerra nuclear los supervivientes se encuentran en bunkers bajo tierra protegiéndose del invierno nuclear. Sin embargo, una nueva generación encuentra una forma de crear una nueva vida en la Tierra. (FILMAFFINITY)

Es su primer largometraje como director. Anteriormente se le conoció como realizador por un corto, titulado Solo, que llamó la atención y obtuvo varias designaciones en numerosos festivales. Pero no es un hombre nuevo del cine. Guionista experimentado, fue también ayudante de dirección del famoso Tarkovsky, cuya película Stalker recuerda a menudo la primera obra de Lopushansky. Realizador profundamente dramático y de estilo realista, ha evitado en Cartas de un hombre muerto todo artificio técnico, utilizando la cámara como un testigo invisible, que se limita a narrar los horrores que cuenta. Su tratamiento como director es austero, grave y profundo y ello hace de él uno de los realizadores soviéticos de la primera línea de ruptura que capitanea Elem Klimov… Cartas de un hombre muerto es un film fantástico es una anti-utopía cinematográfica, en la que se emplean ciertos métodos del género de cine popularmente llamado film de horror. Pero en ello reside precisamente la fuerza de esta singular película que está trenzada de realidades totalmente prosaicas, en la que no hay ninguna fantasía vana, ni pesdillas artificialmente creadas, ni mística, ni atracciones técnicas drásticas. Y si es más bien un filmcatástrofe, está hecho no obstante de tal forma que no sentimos los efectos especiales de realización, y el horror inconcebible de lo que ocurre en la pantalla, se muestra como algo corriente, diario, en la vida del Globo en el que habitan (¡y no viven!) los personajes. La unidad de tiempo aquí no son los días ni las noches, sino la penumbra que impera en el refugio situado debajo de un museo, símbolo de los valores de toda la civilización humana. A él fueron a dar después de la catástrofe, el científico cibernético Larsen, Premio Nobel, su esposa Anna, mortalmente enferma, y algunos representantes más del género humano. Varias veces, en los recuerdos de Larsen y en la realidad, la cámara nos hace salir del refugio para ver la tierra. La Tierra desfigurada por el torbellino nuclear, convertida en un montón de ceniza, escombros y cadáveres. La solución plástica de estos episodios supuso una tarea difícil para los creadores del film: para el operador, los decoradores y, ante todo, para el realizador Konstantin Lopushansky. El excelente montaje de la crónica, los cuadros combinados y la revelación de la imagen monocroma virada no sólo representan un logro técnico, sino también creativo... ya que el mundo de los objetos de la película -construida literalmente con nada (montones de chatarra, polietileno y tierra granulosa)- adquiere en ella un carácter convincente, casi mágico. Este es el caso cuando, según las palabras de un escritor, vemos la vida inexistente con la exactitud de la alucinacion. Naturalmente, la incandescencia emocional del film, originada por sus sucesos trágicos, es de por sí bastante alta. En cambio en la manera de realizar de Lopushansky se siente un matiz gélido de racionalismo. Las reflexiones de los héroes que se encuentran entre la vida y la muerte a veces tienen un carácter demasiado especulativo, en tanto que sus reacciones fisiológicas producen estado de shock. No obstante, el realizador supo sortear las Escila y Caribdis del espíritu patológico del intelectualismo abstracto. Y supo hacerlo, en gran parte, gracias al intérprete del papel principal, el magnífico actor Rolan Bykov. Larsen, interpretado por él, no es sólo un sabio de gabinete, que tropieza con las horribles consecuencias de sus propios descubrimientos. Es el representante de toda la humanidad sufriente: perdió en el desbarajuste nuclear a su mujer y a su hijo, pero lo principal es que perdió la verdad y desea vehementemente, a pesar de todo lo ocurrido, recuperarla. De ahí que quiera comprender, con la misma pasión con que se dirige a su hijo Erik ya muerto, lo que ocurrió con la humanidad con la misma pasión y el mismo sentimiento de su propia culpa. Es verdaderamente un hombre, no tan sólo un mono desenfrenado que se cree todopoderoso o lleva la maldición de Dios y está condenado al apocalipsis... No, a pesar de todo, las causas de la catástrofe, pensándolo bien, no son tan fatales. Veamos lo que le precedió: Las ambiciones políticas adquirieron un carácter de ambición paranoica... El arte se hizo por completo antihumano y, en vez de educar, embriagaba, favoreciendo los gustos más viles. O sea, decayó bruscamente el sentido de la responsabilidad, quizá el principal sentimiento que distingue al hombre del animal y de Dios. Entonces quedaba tan solo poner el punto sobre la i: el operador responsable del botón nuclear estaba tomando café y no tuvo tiempo en 7 segundos de prevenir el despegue, puesto en funcionamiento por casualidad. Y en los 14 minutos que duró el vuelo de los misiles, con su carga mortífera, esa persona decidió ahorcarse... ¡Ha sido una equivocación! -exclama Larsen desesperado, sintiendo en toda su piel el mortal absurdo de lo ocurrido. Una equivocación que costó a la humanidad la vida, que desvalorizó todos sus ideales y las riquezas espirituales acumuladas. El film termina con el llamamiento de los científicos de renombre del siglo XX a que se olviden las ofensas mutuas y a que juntos piensen en el día de mañana de la humanidad. El film además nos exhorta a recordar otro aforismo mucho más viejo, de Kant: Dos cosas llenan el alma cada vez con más sorpresas y veneración: el cielo estrellado sobre nosotros y la ley moral dentro de nosotros. El film habla precisamente de que, cuando desaparece o palidece la ley moral, el cielo despejado se cubre de nubes de muerte. La humanidad está obligada a conocer esta verdad y a recordarla constantemente (http://www.ciencia-ficcion.com)”.


CAPTURAS:

Click the image to open in full size.

Enlaces de descarga (Contraseña: HmB79):

Gohatto (Nagisa Oshima, 1999)




Taboo

Ficha Técnica:

Título original:

Gohatto

Año:

1999

País:

Japón, Francia, Reino Unido

Género:

Drama. Homosexualidad. Japón feudal. Siglo XIX. Samuráis

Dirección:

Nagisa Oshima

Guión:

Nagisa Oshima

Duración:

100 min

Reparto:

Ryuhei Matsuda, Tadanobu Asano, Beat Takeshi (Takeshi Kitano), Yoichi Sai, Shinji Takeda

Datos del archivo:

Idioma:

Japonés con subs en español (srt)

Calidad:

DVDRip

Resolución:

608 x 368

Formato:

AVI

Tamaño:

692 MB


Sinopsis:
Japón, siglo XIX. En el templo Nishi-Honganji, la milicia Shinsengumi está seleccionando nuevos reclutas para convertirlos en guerreros samurais. El comandante Isami Kondo y el teniente Toshizo Hijikata son los encargados de supervisar el proceso de adiestramiento que exige que cada aspirante se enfrenté a Soji Okita, el mejor hombre de la milicia. (FILMAFFINITY)


2000: Festival de Cannes: Nominada a la Palma de Oro (mejor película)


CAPTURAS:

Click the image to open in full size.

Enlaces de descarga (Contraseña: HmB79):

Time After Time (Nicholas Meyer, 1979)



Los pasajeros del tiempo / Escape al futuro

Ficha Técnica:

Título original:

Time After Time

Año:

1979

País:

Estados Unidos

Género:

Ciencia ficción. Fantástico. Thriller.

Dirección:

Nicholas Meyer

Guión:

Nicholas Meyer (Historia: Karl Alexander, Steve Hayes)

Duración:

112 imn

Reparto:

Malcolm McDowell, David Warner, Mary Steenburgen, Charles Cioffi , Corey Feldman , Laurie Main, Andonia Katsaros, Patti D'Arbanville, James Garrett, Leo Lewis, Keith McConnell

Datos del archivo:

Idioma:

Inglés con subtítulos en español (srt)

Calidad:

DVDRip

Resolución:

640x272

Formato:

AVI

Tamaño:

1,36 GB


Sinopsis:
Londres, 1893. Tras cinco años de inactividad, Jack el Destripador vuelve a las andadas. Huyendo de la policía, el asesino entra al laboratorio del joven H.G. Wells y huye en su reciente invento: una máquina del tiempo. Después de que recuperar su ingenio, Wells descubre que el Destripador escapó al futuro: ahora deberá ir tras él... (FILMAFFINITY)


Debido a su vinculación a la saga Star Trek a partir de LA IRA DE KHAN (que, en realidad, supuso el primer gran éxito de la serie y su renacimiento definitivo) y a la discreción de su trabajo de los últimos años, la figura de Nicholas Meyer ha quedado un tanto diluida con el paso del tiempo. El autor de tres de los pastiches más populares escritos a partir de la obra de Arthur Conan Doyle, ELEMENTAL DR. FREUD (de la que escribió la adaptación cinematográfica que firmó Herbert Ross) HORROR EN LONDRES y EL ÁNGEL DE LA MÚSICA, también llevó a cabo un impresionante telefilm para la ABC que en nuestro país se estrenó en cines, EL DÍA DESPUÉS, sobre las consecuencias de un ataque nuclear sobre una pequeña ciudad de Kansas, y partiendo de una idea de su amigo Karl Alexander (que convirtió en novela mientras Meyer rodaba el film) rodó su película más simpática, y una de las más entrañables de aquella época: LOS PASAJEROS DEL TIEMPO.

Su punto de partida respeta, de hecho, la costumbre de los pastiches de mezclar personajes históricos que tuvieron poco (o nada) que ver: en este caso, al escritor H. G. Wells y a Jack El Destripador, aquí un amigo personal del protagonista. Cuando, tras ser identificado, éste huye al futuro en la máquina del tiempo creada por Wells, se inicia una persecución en la que los dos personajes van a parar a los años 70, en cuyo caos Jack se siente como pez en el agua (aquí soy un amateur, dice con sorna) pero en el que el escritor se mueve con torpeza, a pesar de que sus ideas socialistas están plenamente integradas en la sociedad moderna, cometiendo errores como hacerse llamar Sherlock Holmes ante la policía pensando que nadie se acordará del personaje en dicha época. De hecho, el sentido del humor con el que está llevado a cabo ese choque cultural lo adaptarán Robert Zemeckis y Bob Gale a la hora de escribir la posterior REGRESO AL FUTURO (no es casual que Mary Steenburgen, el interés romántico de Wells, lo fuera también de otro viajero temporal, Doc Brown, en REGRESO AL FUTURO PARTE III)

Más allá de su espíritu lúdico, de entretenimiento de calidad, LOS PASAJEROS DEL TIEMPO llama la atención por el respeto y la inteligencia con la que Meyer trata los temas que maneja. por ejemplo, tras el magnífico plano secuencia subjetivo que abre el film, y que nos muestra con crudeza pero sin excesos un sanguinolento crimen de Jack, ya no hace falta mostrar ninguno más en primer plano para que el espectador se dé cuenta de que la amenaza del asesino es de lo más seria. incluso los detalles sobre la ideología socialista de wells (que da pie a la dosis de crítica social que encierra el film: pese a su socialismo, el protagonista no es capaz de integrarse en el san francisco de los 70, mientras un asesino hipócrita y machista se convierte en un ciudadano más) o el hecho de que Amy Robbins fuera en realidad el nombre de su segunda mujer, indican que por encima de todo el autor quiere ser lo más fiel posible a los personajes reales sobre los que está trabajando.

No obstante, uno de los grandes puntos fuertes de la película es su intenso duelo actoral, una auténtica delicia al ver frente a frente a dos magníficos actores que nunca han tenido una excesiva suerte en sus carreras: Malcolm McDowell, por una vez alejado de sus habituales personajes inquietantes al dotar a Wells de humanidad e inteligencia, y David Warner, que brinda ironía y capacidad de seducción a su Jack El Destripador. Que funcione el cerebral enfrentamiento de sus personajes, ejemplificado en los primeros compases de la película por sus partidas de ajedrez, es (sin ánimo de desmerecer la encomiable labor de Meyer) sobre todo mérito de ambos, pues realmente saben transmitir esa mezcla de admiración y repulsión que sienten los dos viejos amigos. Entre ellos, la semidebutante Steenburgen cumple con eficacia (y bastante es, con semejantes monstruos enfrente) su labor. Tonio L. Alarcón (www.ciencia-ficcion.com)


CAPTURAS:
Click the image to open in full size.

Enlaces de descarga (Contraseña: HmB79):

Phase IV (Saul Bass, 1974)



Sucesos en la 4ª fase

Ficha Técnica:

Título original:

Phase IV

Año:

1974

País:

Estados Unidos

Género:

Ciencia Ficción

Dirección:

Saul Bass

Guión:

Mayo Simon, John Barry (Novela: Barry N. Malzberg)

Duración:

93 min.

Reparto:

Michael Murphy, Nigel Davenport, Lynne Frederick, Alan Gifford, Robert Henderson, Helen Horton

Datos del archivo:

Idioma:

Inglés con subs en español (srt)

Calidad:

DVDRip gracias a Pgmele

Resolución:

768x432

Formato:

MKV

Tamaño:

1,36 GB


Sinopsis:
Planteada como un documental, la historia explica y demuestra cómo las hormigas serían las dueñas del mundo si estuvieran en igualdad de condiciones intelectuales con el ser humano. Único largometraje que dirigió Saul Bass, reconocido por ser el autor de algunos de los mejores títulos de crédito de la historia del cine. (FILMAFFINITY)

Saul Bass es el autor de algunos de los mejores títulos de crédito de la historia, sobre todo en diversas películas de Hitchcock, y con frecuencia se ha rumoreado también acerca de su hipotética participación activa en la mítica escena de la ducha en "Psicosis". Sea como sea, en su único largometraje como director demostró unas cualidades nada desdeñables y, por encima de todo, una gran originalidad en su acercamiento a la ciencia-ficción (cualidad ésta especialmente indicada para el género, aunque lamentablemente proliferen en él los clichés y la repetición de ideas).

"Sucesos en la cuarta fase" narra la rebelión de las hormigas contra la raza humana, no ya planteada únicamente en términos de ataques o destrucción (como sucede en casi todas las películas de este tipo) sino encaminada a una mutación genética con el fin de engendrar un nuevo estado evolutivo en la humanidad (casi en la línea filosófica de "2001"). Lo paradójico es que esta ambiciosa historia, casi apocalíptica, se explica con un minimalismo máximo (valga el oxímoron), fruto de la más exigente serie B. Así, los personajes se reducen a dos científicos y una mujer, interpretados por habituales secundarios (uno de ellos es Michael Murphy, que más tarde hará de amigo de Woody Allen en "Manhattan"), en lo que asemeja ser un laboratorio en medio del desierto.

Pero las protagonistas absolutas son las hormigas y, de nuevo aquí, —redundando en la originalidad antes enunciada— para generar inquietud basta con una idea tan sencilla y a la par tan eficaz como verlas de cerca. Muy de cerca. En una línea prácticamente documental —incluso con la voz en off explicativa de uno de los científicos— la cámara registra largas secuencias de la vida de las hormigas. Con esa aproximación tan intensa de la mirada, esos animales tan minúsculos e incluso simpáticos se tornan seres extraños y grotescos, y resultan mucho más turbadores y "fantásticos" que cualquier muñeco mecánico o generado por ordenador. Análogamente, la película se narra de una manera distanciada, casi a modo de informe (se divide en cuatro capítulos, cada uno correspondiente a una de las fases de la mutación). Todo ello contribuye a crear una fascinante mezcla de verosimilitud y extrañeza, probablemente el mayor logro de la película.

Los escasos momentos que se pretenden "espectaculares" (como las hormigas atacando a algún ser vivo o alguna explosión) resultan los menos convincentes, a causa de la pobreza de medios, e incluso que me atrevería a decir que ni siquiera me parecen necesarios. En efecto, es en el ámbito de lo intangible —como en una especie de duelo o test de inteligencia que se desarrolla entre hormigas y humanos— donde la película alcanza las cotas más altas. Y esto es, en definitiva, la seña de identidad del mejor cine —o relato, en la literatura o el teatro valdría lo mismo— fantástico, aquel que juega con la capacidad de sugerencia, con los miedos ancestrales, con el poder de la imaginación. (Quim Casals, FilmAffinity)



CAPTURAS:

Click the image to open in full size.

Enlaces de descarga (Contraseña: HmB79):

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...