PROGRESO DONACIONES OCTUBRE 2019


172 / 300 words. 57% done!

lunes, 7 de mayo de 2012

Tiny Furniture (Lena Dunham, 2010)



Tiny Furniture

Ficha Técnica:



Título original:

Tiny Furniture (The Criterion Collection)

Año:

2010

País:

Estados Unidos

Género:

Comedia / Drama

Dirección:

Lena Dunham

Guión:

Lena Dunham

Duración:

99 min



Reparto:



Lena Dunham, Laurie Simmons, Grace Dunham, Jemima Kirke, Alex Karpovsky, David Call, Merritt Wever, Amy Seimetz, Garland Hunter, Isen Ritchie, Mike S. Ryan



Datos del archivo:



Idioma:

Ingles con subs en español (srt) e ingles (contenedor MKV)

Calidad:

BRrip

Resolución:

848x354

Formato:

MKV

Tamaño:

473 MB


Sinopsis:
En esta aclamada cinta de cine independiente, Aura (Lena Dunham), de 22 años, regresa al loft de Tribreca de su madre con lo siguiente: un inútil título en cinematografía, 357 visitas a su página de Youtube, un novio que la dejó "para encontrarse a sí mismo", un hámster moribundo, y el orgullo herido. Por suerte, su mejor amigo de la infancia nunca se fue de la casa, el restaurante a la vuelta de la manzana ofrece trabajo, y posibilidades de romance se esconden en cada esquina... (FILMAFFINITY)


2010: Independent Spirit Awards: Mejor guión novel (ganadora) / candidata: mejor opera prima, mejor fotografia.

CAPTURAS:

Click the image to open in full size.

Enlaces de descarga (Contraseña: HmB79):

He Died with a Felafel in His Hand (Richard Lowenstein, 2001)




He Died with a Felafel in His Hand

Ficha Técnica:



Título original:

He Died with a Felafel in His Hand

Año:

2001

País:

Australia

Género:

Comedia. Comedia negra

Dirección:

Richard Lowenstein

Guión:

Richard Lowenstein (Novela: John Birmingham)

Duración:

107 min



Reparto:



Noah Taylor, Emily Hamilton, Romane Bohringer, Alex Menglet, Brett Stewart, Damian Walshe-Howling, Sophie Lee, Francis McMahon



Datos del archivo:



Idioma:

Inglés con subs en español (srt)

Calidad:

DVDRip

Resolución:

544 x 304

Formato:

AVI

Tamaño:

699 MB


Sinopsis:
Danny vive en el 47 de una casa compartida. Obsesionado con los dilemas existenciales clásicos masculinos y los iconos que representan, Danny está intentando dar sentido a la extrañeza que produce el compartir su vida con completos extraños. Comenzando en el ambiente tropical de Brisbane, con una sobreabundancia de chicos, y una chica, Sam, Danny decide salvarse escribiendo una novela existencial. La llegada de Anya y un dilema del tipo 'Miami antivicio' relacionado con el alquiler, arroja su vida y, finalmente, la casa en la que vive, a la calle. 'House 48' está en Melbourne. Danny se encuentra ante una pesadilla kafkiana, donde toma el pulso a la ciudad con un par de detectives filosóficos y una colección 'hardcore' de sus seguidores, que en el estado de Victoria, la policía tiene una tendencia a disparar para matar. Escapa a Sydney, a 'House 49', y Danny se encuentra con un estilo de vida hetero-fascista. (FILMAFFINITY)


La crisis creativa de una intentona de escritor que no atisba a pasar de las primeras líneas cuando se pone ante su máquina de escribir, nos remite directamente a su también crisis existencial, a través de la que podemos llegar a comprender el peso que ese personaje tiene tras de si en muchos momentos, y con el que debe llegar a cargar sin una clara advertencia de cuando vendrá el 'break'. Así, sus frustraciones, inquietudes y reflexiones quedan plasmadas en pantalla con gran intensidad en ciertas ocasiones, debido al pulso de Lowenstein, que hace confluir la necesariedad de momentos puramente agrios y prácticamente autodestructivos, con otros que, en clave de distensión, aligeran el peso de un film al que quizá le viene bien no mantener las tintas cargadas en todo momento.

Con una galería de personajes cercana a la mismísima "Trainspotting" por la forma de vida de algunos, su reacción ante los conflictos presentados y la peculiaridad de algún que otro sujeto, unido a situaciones, en ocasiones, lisérgicas, hacen de "He Died with a Felafel in His Hand" una propuesta que, en su intento por resultar distinta, y allí donde tantas otras habrían fracasado, logra salir airosa por el tono que se le confiere a ese ambiente semi-decadente, y es que en él se esconde una complejidad que va mucho más allá de cuantas conversas que puedan resultar harto pretenciosas por el tipo de temas tratados y la cantidad de ocurrencias que unos tipos con demasiado tiempo libre pueden volcar en cualquier momento de aburrimiento súbito.

Los diálogos de los que hace gala, demoledores en su mayor parte, funcionan a la perfección como uno de los principales ejes del film, no por llegar directamente al quid de la cuestión por su rectitud y contundencia, sino por esquivar todos esos instantes artificiosos y pseudo-sensibleros que se darían en cualquier película que quisiese dotar de un falso halo emotivo al film, y que aquí se logra con excelencia, llegando a ese punto álgido cuando el espectador menos lo espera, y lanzando a la palestra una magistral demostración de franqueza sin necesidad de atavíos.

Así, Lowenstein logra que su universo creado confluya fantásticamente gracias, también, a la pericia de unos actores muy metidos en el papel, y a la suya propia, en este caso narrativa, que consigue con sencillez y precisión, acercarnos a esas historias de abstracción, desamor y confusión sin apenas movernos del mismo lugar, logrando que palpemos, de tú a tú, la aguzante desdicha de unos adolescentes que, al final del camino, puede que encuentren la claridad que tan bien les habría venido. Aunque les haya costado un falafel en una mano que ya no volverá a despertar. (Grandine)



CAPTURAS:

Click the image to open in full size.

Enlaces de descarga (Contraseña: HmB79):

Dr. Horrible's Sing-Along Blog (Joss Whedon, 2008)



Dr. Horrible's Sing-Along Blog

Ficha Técnica:



Título original:

Dr. Horrible's Sing-Along Blog

Año:

2008

País:

Estados Unidos

Género:

Musical. Comedia. Ciencia ficción. Miniserie TV

Dirección:

Joss Whedon

Guión:

Joss Whedon, Maurissa Tancharden, Jed Whedon, Zack Whedon

Duración:

15 min por capitulo (45 min total)



Reparto:



Neil Patrick Harris, Nathan Fillion, Felicia Day, Simon Helberg



Datos del archivo:



Idioma:

inglés con subs en español (srt)

Calidad:

DVDRip

Resolución:

1280 x 720

Formato:

MKV

Tamaño:

751 MB


Sinopsis:
Miniserie de Joss Whedon, conocido creador de series como Buffy Cazavampiros y Firefly. Se trata de Dr Horrible’s Sing-along Blog un musical que narra, en tres actos, la historia del Dr. Horrible interpretado por Neil Patrick Harris ("How I met your mother"), un científico villano de poca monta y su némesis, el Capitán Hammer (Nathan Fillion, "Firefly"). El Dr. Horrible ingresa en la Malvada Liga del Mal donde conocerá a Penny (Felicia Day, "Buffy"). Formada por 3 episodios de aproximadamente 15 minutos cada uno. (FILMAFFINITY)



Los tres capitulos van seguidos en el mismo archivo MKV

CAPTURAS:
Click the image to open in full size.

Enlaces de descarga (Contraseña: HmB79):

Riget II (Lars von Trier & Morten Arnfred, 1997)



El reino II

Ficha Técnica:

Título original:

Riget II

Año:

1997

País:

Dinamarca / Suecia / Francia / Alemania / Noruega

Género:

Terror, Drama, Intriga, Miniserie TV

Dirección:

Lars von Trier, Morten Arnfred

Guión:

Lars von Trier, Niels Vørsel

Duración:

286 min

Reparto:

Ernst-Hugo Järegård, Kirsten Rolffes, Holger Juul Hansen, Søren Pilmark, Ghita Nørby, Jens Okking, Otto Brandenburg, Baard Owe, Birgitte Raaberg, Peter Mygind, Udo Kier, Stellan Skarsgard

Datos del archivo:

Idioma:

Danés con subs en español (srt)

Calidad:

DVDRip

Resolución:

768x576

Formato:

AVI

Tamaño:

2 GB


Sinopsis:
Continuación de la miniserie de televisión escrita y dirigida por Lars Von Trier en 1994. Ambientada en un moderno y laberíntico hospital localizado en un antiguo pantano, Riget contiene una mezcla de géneros en la que no faltan elementos fantásticos, de terror y de comedia negra. (FILMAFFINITY).

CAPTURAS:

Click the image to open in full size.

Click the image to open in full size.

Click the image to open in full size.

Click the image to open in full size.

Enlaces de descarga (Contraseña: HmB79):

Riget (Lars von Trier & Morten Arnfred, 1994)



El reino

Ficha Técnica:



Título original:

Riget

Año:

1994

País:

Dinamarca / Suecia / Francia / Alemania

Género:

Terror, Intriga, Drama, Miniserie TV

Dirección:

Lars von Trier, Morten Arnfred

Guión:

Lars von Trier, Tómas Gislason, Niels Vørsel

Duración:

280 min



Reparto:



Ernst-Hugo Järegård, Kirsten Rolffes, Holger Juul Hansen, Søren Pilmark, Ghita Nørby, Jens Okking, Otto Brandenburg, Baard Owe, Birgitte Raaberg, Peter Mygind, Udo Kier



Datos del archivo:



Idioma:

Danés con subs en español (srt)

Calidad:

DVDRip

Resolución:

768x576

Formato:

AVI

Tamaño:

2,1 GB


Sinopsis:
Serie de cuatro capítulos. "El reino" es un hospital de Dinamarca detrás de cuyos enormes y desangelados pasillos, la puerta hacia el mundo de los espíritus oscila sobre sus sutiles bisagras. Algunos secretos son demasiado terribles para permanecer enterrados. El doctor Helmer ha sido elegido para ser el nuevo cirujano jefe del hospital. Pronto ingresa en una siniestra hermandad de cirujanos que controla todo lo que sucede en el hospital. Hay también otras presencias que comienzan a dejarse ver en los laberintos del hospital. La paciente Mrs Drusse descubre los espíritus que residen en "El reino", que se lamentan en el hueco del ascensor, y comienza una búsqueda sobrenatural de éstos. La Dr. Judith está embarazada de un feto que se desarrolla mucho más rápido de lo normal, una ambulancia que captan las cámaras de seguridad pero que en realidad no ha llegado al hospital... Todos estos extraños sucesos son los que marcan el día a día de este siniestro hospital. (FILMAFFINITY)



El reino de Lars es una pretenciosa y ultra-tecnológica mole sanitaria erigida en una zona antiguamente pantanosa y rematadamente maldita (tópico por antonomasia del cine de terror), sometida en consecuencia a infinidad de fuerzas telúricas algo demoníacas y que campan a sus anchas a través de cimientos, subterráneos laberínticos, huecos de ascensores... circunstancia esta que complica hasta lo indecible la labor de médicos y enfermeros, más pendientes de interaccionar con el más allá y sus infaustas manifestaciones que de desarrollar su profesión con tesón y denuedo.

Aunque seamos sinceros: la salud mental de los portadores de la bata blanca dista mucho de ser del todo satisfactoria. Y para muestra un botón: esta nave de grillados está comandada por un sueco polígamo que gobierna la institución con aparente mano dura y que aprovecha cada capítulo para maldecir en plano cenital a la cochina Dinamarca y sus súbditos (« Dansk Jävlarna!»), incapaces de gobernarse con rectitud o hacer siquiera buenos automóviles.

El tal doctor Helmer (Ernst-Hugo Järegard) está hecho un figura: eternamente malhumorado, arbitrario en la toma de decisiones, ocasionalmente bonachón con una enfermera entrada en años (la lozana e insistente Rigmor, interpretada por Ghita Norby)... sólo al final conoceremos las verdaderas e inconfesables razones de su exilio danés (¡atentos a los títulos de crédito, contrapunteados en cada capítulo por la presencia del mismísimo Lars, juez inmisericorde!)

Hooks (Troels Lyby) está convencido de que su jefe esconde algo. Quizás se trate de un oscuro asunto relacionado con una operación fallida y una más que posible negligencia médica. El desenvuelto doctor (auténtico "mafias" del hospital, profesional del estraperlo y el trueque) se servirá de sus influencias y favores pendientes para ponerle en serios apuros...

La benemérita institución está presidida (sólo sobre el papel) por un alter ego del comandante Eric Lassard de Loca academia de policia (Police Academy, 1984): el doctor Moesgaard (Holger Juul Hansen), tecnócrata inepto obsesionado con que su hospital alcance las más excelsas cotas de calidad. Encargado, también, de oficiar los ritos iniciáticos que deben padecer los candidatos a engrosar su logia, los ridículos "Hijos del Reino".

Por su parte, el doctor Bondo (Baard Owe) es directamente un caso clínico: obsesionado por el estudio de un rarísimo y poco frecuente tumor de hígado, no dudará en "robarle" el suyo a un paciente moribundo y autoimplantárselo en una chapucera operación.

Por último, nombraré a la actriz Kirsten Rolffes haciendo las veces de señora Drusse (y no se engañen, que este no es ni mucho menos un repaso exhaustivo de los principales protagonistas de esta historia: se trata de una serie genuinamente coral). Esta abuelita con aptitudes de médium se pasará toda la trama danzando por el hospital (aunque realmente ya no padezca ninguna afección) tratando de trabar contacto con el espíritu de Mona, la niña que quedó en estado vegetativo tras pasar por las manos del ilustre doctor Helmer... ¿o se trata de Mary, asesinada medio siglo atrás?

Súmenle a este berenjenal inmaculadas concepciones, estudiantes de medicina en celo, futuras doctoras que no soportan la visión de la sangre, conductores suicidas de ambulancias, terremotos, catástrofes aéreas...

Dos tandas de cuatro episodios con tres años de separación entre sí, filmados con el único propósito de sanear las cuentas de Zentropa y que le permitieron, en efecto, financiar su inmediatamente posterior ‘trilogía del corazón de oro'. En total, nueve horas y media en las que el Lars más desaforado y juguetón se pitorreó del personal, pretextando tramas detectivescas o superfluas coartadas paranormales para ilustrar un universo en el que, sencillamente, ocurre lo que a él le da la real gana, sin necesitar de mayores florituras para explicar continuos y caprichosos requiebros narrativos. Un maravilloso experimento, banco de pruebas cedido por la televisión de su país y que él supo utilizar –como de costumbre- para satisfacer sus propósitos egomaníacos.

Los cuatro primeros capítulos (‘pre-dogma' en la cronología vontrieriana) son soberbios y netamente superiores a los emitidos tras ese punto de inflexión (otro más) que fue Rompiendo las olas (Breaking the Waves, 1996). Un cruce entre Urgencias y Twin Peaks, con un terrorífico epílogo en los tres primeros episodios y un brutal (a la par que divertidísimo) final de ciclo, con la eclosión en paralelo de los diferentes hilos conductores (a cuál más descacharrante: la inspección por parte del ministro de sanidad y el encargado de hospitales coincidirá con la apoteosis neurótica de los interinos, incluyendo espiritismo en los pasillos, transplantes clandestinos, partos diabólicos... vamos, un día cualquiera en la Seguridad Social).

50 horas de rodaje en 16 mm. (para ser después editada digitalmente, incluyendo manipulaciones del color) para apenas 5 horas de ficción (apretado, apretado); un hospital que imponía y donde ya había filmado parte de su Epidemic (1988); un von Trier monitorizándolo todo desde una sala aislada porque era incapaz de coger los ascensores hacia las plantas más elevadas ... y las calles de Copenhague desiertas cada vez que se emitía un nuevo episodio.

La saga fue retomada en 1997 por aclamación popular: cuatro capítulos más siguiendo a nuestros perturbados doctores, pero con un extraño giro melodramático que no termina de cuajar. ¿Fue debido al baile de guionistas? ¿A la codirección junto a Morten Arnfred, quién debía de haberse encargado por entero del proyecto? ¿A la excesiva –y algo caótica- proliferación de tramas? Especialmente folletinesco resulta el proceso de crecimiento anormalmente acelerado de un bebé maldito, con una madre desesperada bastante característica del catálogo de sufridoras made in von Trier.

Planteada como trilogía (otra obsesión de su director), la tercera tanda de episodios difícilmente verá la luz tras la muerte de varios de sus protagonistas en la pasada década, incluyendo al irremplazable Järegard. Sepan no obstante (si les obsesiona encontrar conclusiones a todas las historias) que el ínclito Stephen King perpetró una versión americana de la serie, titulada -¡será poca vergüenza!- Stephen King's Kingdom Hospital, donde –por lo que he podido leer- se dedicaba a fotocopiar situaciones y personajes, con leves variaciones fruto de su "ingenio".

Las cualidades que han convertido a The Kingdom en una serie de culto saltan a la vista: sabia dosificación de la intriga, ese sentido del humor "chungo" y en ocasiones chusco, imprevisible cruce entre culebrón y thriller sobrenatural... Lars von Trier demuestra –como cada vez que trabaja para la TV- un gran conocimiento del medio, sabedor de sus limitaciones, ventajas, y particularísimo lenguaje metonímico.

Con un prólogo en cada episodio que parece rememorar con cierta ironía sus barrocas pretensiones en El elemento del crimen (Forbrydelsens element, 1984), para dejar paso al desfile del ‘cast' integrado dentro de la típica entradilla sofisticada de serial norteamericano, Lars despliega un recital de montaje, planificación y dirección de actores, donde se cuestiona constantemente el significado de lo real y de lo incierto, representación sin aparente final dentro de otra representación que no sabemos cuando comenzó.

Por que la historia que estamos viendo... ¿sucede "de verdad" o no es más que la escenificación de esa conversación interminable que mantienen dos chicos con síndrome de Down mientras friegan los platos?

Pregúntenle a Lars. Él sonreirá, mirará nerviosamente a través del visor de su cámara y cambiará de tema con la impertinencia de los que se consideran elegidos... aunque todavía ni él mismo sepa muy bien para qué. [Extraído de Miradas de cine No. 39).


CAPTURAS:

Click the image to open in full size.

Click the image to open in full size.

Click the image to open in full size.

Click the image to open in full size.

Enlaces de descarga (Contraseña: HmB79):

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...