miércoles, 24 de octubre de 2012

Heaven's Gate (Michael Cimino, 1980)



La puerta del cielo

Ficha Técnica:

Título original:

Heaven's Gate (Director's Cut)

Año:

1980

País:

Estados Unidos

Género:

Western. Drama

Dirección:

Michael Cimino

Guión:

Michael Cimino

Duración:

210 min

Reparto:

Kris Kristofferson, Christopher Walken, John Hurt, Isabelle Huppert, Mickey Rourke, Joseph Cotten, Willem Dafoe, Sam Waterston, Brad Dourif

Datos del archivo

Idioma:

Inglés con subs en español (srt)

Calidad:

BRRip

Resolución:

848x356

Formato:

MKV

Tamaño:

1,00 GB


Sinopsis:
En el verano de 1870, Averill e Irvine terminan sus estudios en la Universidad de Harvard. Veinte años después, viven en circunstancias muy distintas. Averill, más serio y visiblemente más viejo, se ha convertido en un "marshall" federal. Por su parte, Irvine, destruido y arruinado por la bebida, pero todavía en su sano juicio, es miembro de la asociación Stock Growers Agricultores, que está involucrada en un conflicto. (FILMAFFINITY)

La versión que aquí se ofrece es el "Director's Cut", el film tal como lo concibió el director antes de que los estudios le cortaran más de 40 minutos de metraje para su distribución comercial.


1981: Nominada al Oscar: Mejor dirección artística
1981: Festival de Cannes: Nominada a la Palma de Oro (mejor película)

La película que arruinó a la United Artists, una cinta maldita y masacrada en la sala de montaje debido a su descomunal duración, un presupuesto desmedido puesto en manos de Michael Cimino, el director de moda (no volvería a trabajar en 10 años), alabado y oscarizado por El cazador, un fracaso en taquilla que hundió a la compañía inicialmente creada por Charles Chaplin y Douglas Fairbanks.

Con estas referencias al ver hoy, décadas después de su estreno, la versión extendida de 210 minutos (¡bendito "montaje del director" o de quien sea!) no se comprende como esta obra mayúscula del cine no fue entendida ni por los mismos que la pagaron y posteriormente mutilaron, condenando al ostracismo a un genio del cine como Cimino.

Epica o lírica, histórica o romántica, qué es lo que hace a esta película ser tan triste y hermosa, un más de ese maravilloso y rotundo subgénero que se suele llamar "western crepuscular". Melancolía, es la palabra que define el transcurso de la historia, profundo desencanto en los ojos de Jim (Kris Kristofferson), en la sonrisa de la prostituta Ella (Isabelle Hupert), en la embriaguez continua de Billy (John Hurt).

Impresionante la escenografía y la maravillosa composición fotográfica del húngaro Vilmos Zsigmond con bellos claroscuros y pagados tonos de luz natural (homenajes a Willis y Nestor Almendros sin duda). Todo empastado en una de las partituras más amargas de la historia del cine, hasta las partes festivas lo son. El resultado son tres horas y media llenas de desengaño y amistad, de traición, de cautividad en una nación que se va forjando sobre las tumbas de los pobres, sin duda siempre ganarán los mismos, aunque como es el caso de James, odien ser lo que son, la vida devuelve a todos a su lugar de origen, unos arriba y otros muertos.

Las interpretaciones magníficas, el cantante Kris Kristoferson hace su segunda incursión para la historia (la primera fue en la antológica Pat Garret & Billy the Kid) con nota muy alta, Christopher Walken irrepetible en el papel de un asesino a sueldo que empapela las paredes de su cabaña para impresionar a la mujer que ama (qué mas se puede decir), John Hurt ese alcohólico y prematuramente caduco niño de papa, Isabelle Huppert, la prostituta de la que todo el mundo se enamora, toda una galería de personajes firmemente comprometidos con su propio ocaso, con su inmensa derrota. Hay una escena en que Jim le pregunta a Ella como se las apaña para llevar el negocio y a la vez cocinar esas tartas tan ricas con las que le agasaja. Ella simplemente le contesta quitándose la ropa, hasta aquí puedo leer.

Sin dudarlo una película que no convence a muchos, que le falta rigor histórico, que se nota que está cortada (a pesar de ser está la versión extendida), que la eterna secuencia del baile aburre, que por algo sería que fracasó. A todo eso contestar simplemente con el final. Se produce en un barco, aparentemente no ocurre absolutamente nada pero es imposible reprimir el nudo de emoción al ver a un hombre tan vacío por dentro, tan fuera de lugar, un superviviente bendecido por el destino pero cruelmente maldito por la vida misma. Sobrecogedor. (Alberto M. González: El Criticón)


Click the image to open in full size.

Enlaces de descarga (Contraseña: HmB79):

1 comentario:

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...