lunes, 27 de agosto de 2012

Malenkaya Vera (Vasili Pichul, 1988)



La pequeña Vera

Ficha Técnica:

Título original:

Malenkaya Vera

Año:

1988

País:

URSS

Género:

Drama

Dirección:

Vasili Pichul

Guión:

Mariya Khmelik

Duración:

128 min

Reparto:

Natalya Negoda, Andrei Sokolov, Yuriy Nazarov, Lyudmila Zajtseva, Aleksandr Negreba, Aleksandra Tabakova, Andrei Fomin, Aleksandr Mironov, Aleksandr Lenkov, Vadim Zakharchenko, Mariya Khmelik, Anatoli Vasilyev, Gennadi Goryachev, Ye. Maryutina

Datos del archivo:

Idioma:

Ruso con subtítulos en inglés (srt)

Calidad:

DVDRip

Resolución:

672x384

Formato:

AVI

Tamaño:

1,36 GB


Sinopsis:
A finales de los años ochenta, Vera, aprovechando la coyuntura social que atraviesa su país, se siente liberada sexualmente. Así pues, decide mantener relaciones con hombres de una forma descontrolada mientras cursa estudios para acceder a un puesto de telefonista. Sabedores de la dinámica que está tomando la vida de Vera, sus padres piden a su propio hijo, Victor, que abandone temporalmente Moscú y que vigile a su hermana menor. Al entrar en contacto con su mundo, Victor descubre que Vera mantiene un idilio con Sergei, un chico con fama de conquistador, quien no duda en manifestar su intención de casarse con la joven. (FILMAFFINITY)


Venecia 1988: Premio FIPRESCI
Montreal 1988: Premio Especial del Jurado

Reconocida como la primera película soviética con una escena de sexo explícito, La pequeña Vera, dividió al público en dos bandos irreconciliables: admiradores y maldicientes. Mientras los primeros la consideraron “el súmmum del erotismo en el cine soviético” y “signo de libertad creativa”, los segundos la condenaron a la hoguera inquisitorial como un “acto de dudosos valores” en el que «resplandecían las nalgas de las estrellas guías de la perestroika», entre otros epítetos. Hoy parece un juego de niños, pero hasta los críticos más benevolentes se tambalearon en la URSS. “El sexo para nuestro cine es un concepto extraño”; “el cuerpo desnudo destruyó el secreto en que se basó toda la sexualidad del cine ruso”… fueron algunos de los improperios más finos. A la postre, su actriz principal, Natalia Negoda, alcanzó varios galardones importantes dentro y fuera de la Unión Soviética, además de ser la primera rusa en aparecer en portada de Playboy (mayo de 1989) como “the soviets’ first sex star”. Por su parte, Pichul, el director, llegó a lamentarse con el paso del tiempo de no haber cortado la susodicha escena. Y es que el propósito de la película era mucho más serio pues escarbaba en las antípodas del realismo socialista, representando de una manera directa –realísima- la vida de una familia media trabajadora y el destino típico que esperaba a una “muchacha de la periferia», como llamaban los capitalinos a las jóvenes de origen provinciano, en este caso de Zhdánov -hoy Mariupol- o de cualquier otra ciudad al pairo de la industrialización según los planes quinquenales. En sus ansias por romper con ese mundo cerrado, Vera depositaba sus esperanzas en el romance con un joven proveniente de otro medio social, que la deslumbra por sus posibilidades materiales e intelectuales, además de por su belleza física. En cambio, ella sólo puede atraparle con su juventud y diafanidad sexual. Las deplorables circunstancias terminan imponiéndose y sobreviene el drama… Escrito por María Jmelik -esposa de Pichul, tan joven como él- este guión jamás hubiera sido llevado a la pantalla –según afirma el director- si no hubiese sido por el apoyo incondicional de Tatiana Lioznova, directora y realizadora de Diecisiete instantes de una primavera, quien asistía como diputada y delegada a los distintos congresos y conferencias que se celebraban por entonces al amparo de la perestroika y su política de glasnost (apertura, transparencia, franqueza…) (http://www.caimanbarbudo.cu)



CAPTURAS:

Click the image to open in full size.

Enlaces de descarga (Contraseña: HmB79):

No hay comentarios:

Publicar un comentario

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...