martes, 10 de abril de 2012

The Adventures of Baron Munchausen (Terry Gilliam, 1988)



Las aventuras del Barón Munchausen

Ficha Técnica:



Título original:

The Adventures of Baron Munchausen

Año:

1988

País:

Reino Unido / Alemania del Oeste

Género:

Fantástico / Aventuras

Dirección:

Terry Gilliam

Guión:

Terry Gilliam, Charles McKeown

Duración:

121 min



Reparto:



John Neville, Sarah Polley, Eric Idle, Uma Thurman, Robin Williams, Charles McKeown, Winston Dennis, Jack Purvis, Valentina Cortese, Oliver Reed, Jonathan Pryce, Bill Paterson, Sting



Datos del archivo



Idioma:

Inglés con subs en español (srt)

Calidad:

BRRip

Resolución:
848x462

Formato:
MKV

Tamaño:

601 MB


Sinopsis:
¿Quién es el Barón Münchausen? ¿Un farsante? ¿Un bribón? ¿Un loco? ¿O quizá el héroe más valiente que luchó y venció en los más disparatados combates? ¿Será cierto que cabalgó por los aires en una bala de cañón, que acabó con un dragón de tres cabezas, que viajó a la Luna y todo ello antes de desayunar? (FILMAFFINITY)



1989: 4 nominaciones al Oscar: Dirección artística, vestuario, maquillaje, efectos visuales


Ésta es la tercera película de lo que Gilliam llama su "Trilogía de la imaginación", siendo las otras dos Los héroes del tiempo (1981) y Brazil (1985). Las tres tratan de lo absurdo de una sociedad racional y ordenada que lleva a la locura y la paranoia, y del deseo de escapar de ella a través de la imaginación: Los héroes del tiempo, desde la perspectiva de un niño; Brazil, desde la perspectiva de un adulto joven; Las aventuras del Barón Munchausen, desde la perspectiva de un anciano. En ésta última la magia triunfa sobre la muerte, inmortalizada en el arte de contar historias, adquiriendo la ficción narrativa un carácter purificador.

----------------------------------------
La producción de la película estuvo plagada de problemas. El presupuesto original de 23,5 millones de dólares terminó finalmente en un estimado de 46,63 millones. En el interín, cambió la directiva de Columbia Pictures, y la nueva directiva decidió no promocionar los filmes producidos durante el anterior régimen. La película de Gilliam fue literalmente "sepultada", contando con una distribución muy limitada y sin publicidad, con el resultado de que los ingresos en los Estados Undios alcanzaron sólo los 8 millones de dólares, aunque en Europa contó con un éxito moderado. A esto se sumó algunas críticas desfavorables que recibió el film.

Con el paso del tiempo la película ha ido ganando adeptos. A las excelentes interpretaciones de los actores, se suma un despliegue de fantasía desbordada, con efectos especiales que buscan recrear una realidad imaginaria opuesta al mundo real, tal como lo concibe la razón matemática y científica. Pues éste se constituye en el eje la película: ¿es mejor un mundo exacto y dimensionado de acuerdo a lo puramente racional, despojado de todo fantasía? ¿O es más bien la irracionalidad que forma la sustancia de nuestros sueños un elemento consistente y real, que le da sentido a la condición humana? Reflexiones sobre los productos modernos de la racionalidad pura aparecen de manera simbólica en el film: la industrialización y la clase obrera esclavizada, la bomba atómica, el armamentismo, el legalismo abstracto que no contempla al ser humano concreto, la represión de instintos humanos básicos, la despoetización de la realidad, la supresión de la utopía y la censura de los ideales. La figura de la muerte aparece como una constante amenaza, que succiona toda esperanza y ocasiona envejecimiento. La desaparición del Barón Munchausen significaría la pérdida de todo sentido en el mundo, dejándolo sometido a lo puramente racional, lo cual resulta en el fondo inhumano. Esta es también una idea eje de Brazil, anterior film de Gilliam e indiscutible obra maestra.

La película se estructura como cajas chinas, donde unos relatos se incluyen dentro de otros relatos, y se van borrando los límites entre realidad y fantasía. La historia del Barón Munchausen se presenta primero como la escenificación de una compañía de teatro, como una ficción que nunca ocurrió. Sin embargo, las categorías de lo racional se van derrumbado y nunca sabemos si la ficción es real o si lo real (por lo menos, en sentido racional) es sólo ficción.

Película cargada de un humor peculiar que no gusta a todos, puede ser disfrutada por niños, aunque no se trata en esencia de una obra dirigida al público infantil. Tampoco es la típica producción de género fantástico, donde la principal estrella son los efectos especiales. Sigue siendo en el fondo una obra personal de Gilliam, reflejo de su propio universo cargado de fantasía alucinatoria, con simbolismos y alegorías que invitan a la reflexión.



CAPTURAS:

Click the image to open in full size.

Enlaces de descarga (Contraseña: HmB79):

1 comentario:

  1. Una película bellísima, me encanta la escena de la bala de cañon. Desde lo visual hace magia en cada fotograma: las escenografías, los vestuarios. Gilliam es siempre un pintor de fantasías en movimiento. Gracias por compartir tanto material. Esfuerzos como el tuyo enriquecen Internet y le dan sentido.

    ResponderEliminar

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...