PROGRESO DONACIONES OCTUBRE 2019


105 / 300 words. 35% done!

jueves, 12 de enero de 2012

The Damned (Joseph Losey, 1963)



Éstos son los condenados

Ficha Técnica:



Título original:

The Damned

Año:

1963

País:

Reino Unido

Género:

Drama. Ciencia ficción

Dirección:

Joseph Losey

Guión:

Evan Jones (Novela: H.L. Lawrence)

Duración:

96 min



Reparto:



Macdonald Carey, Shirley Anne Field, Viveca Lindfors, Alexander Knox, Oliver Reed, Walter Gotell, James Villiers, Tom Kempinski, Kenneth Cope, Brian Oulton, Barbara Everest, Allan McClelland, James Maxwell, Rachel Clay, Caroline Sheldon



Datos del archivo:



Idioma:

Inglés con subs en español (srt)

Calidad:

BRRip

Resolución:

1280x544

Formato:

MP4

Tamaño:

790 MB


Sinopsis:
Weymouth, Inglaterra, principio de los años sesenta. Joan, una joven británica, actúa de cebo para que la banda liderada por su hermano King robe y apalice a un súbdito norteamericano llamado Simon Wells. Después de ser agredido y abandonado sobre el arcén, Simon recibe ayuda por parte de Bernard y sus amigos. Al regresar a su embarcación anclada en el puerto de Weymouth, Wells vuelve a reencontrarse con Joan, pero en esta ocasión sus intenciones parecen ser bien distintas. De hecho, Joan pretende zafarse del control que ejerce su hermano mayor sobre ella y se presta a embarcar junto a Simon en su pequeño yate. Sin embargo, King y su grupo de “teddy boys” les siguen la pista con sus motocicletas bordeando la costa. Al verse rodeados, Simon y Joan saltan una valla protectora electrificada y penetran en una especie de recinto militar. Ambos no tardan en precipitarse por un acantilado, y acto seguido, las olas arrastran sus cuerpos hacia la orilla. Allí los recogen unos niños que viven confinados en unas galerías subterráneas conectadas con el centro militar vía circuito televisivo, cuyo habitual interlocutor es el enigmático profesor Bernard. (FILMAFFINITY)


Estos son los condenados es una atípica producción por parte de la Hammer. Su director es Joseph Losey, realizador norteamericano que, a principios de los 50, se vio forzado a exiliarse a Europa, primero a Italia y después al Reino Unido, por verse acosado por el Comité de Actividades Antiamericanas del nefasto senador McCarthy. Una vez en Inglaterra, Losey siguió su carrera con películas que ocasionalmente incursionaban en el cine negro, como en su país de origen, pero siempre centradas en ofrecer una visión de la sociedad y en cómo el ser humano es víctima de sí mismo. En ese sentido, esta película no es diferente.

Adaptación de una novela de H. L. Lawrence publicada en 1960, al parecer muy poco conocida en todas partes, se dice que esta es una adaptación libérrima, en la cual Losey, poco interesado en la trama de ciencia ficción, se centró más en efectuar una parábola social sobre la condición insatisfecha de una juventud abocada al suicidio. Así, la banda que rige King (Oliver Reed) no sería sino una proyección futura en lo que devendrían los propios “niños de la luz” ocultos en las sombras; al fin y al cabo, King y su hermana Joan son huérfanos, al igual que los “condenados”, representando él el destino que forjará a alguien criado en la desconfianza y la falta de amor, y ella suponiendo un hálito de esperanza, de vida, gracias a la ternura que logra hallar en Wells, alguien que la acoge pese a que los precedentes no inducían a ello.

Con todo, una vez superada la mitad de la película, ésta se sumerge en los túneles donde se hallan ocultos los niños y sí, entonces desarrolla una trama paralela pero convergente que refleja el clima de histeria nuclear que vivía el mundo en la época en que fue rodada la cinta. La excelente fotografía en blanco y negro y formato panorámico de Arthur Grant refleja con una frialdad estremecedora ese mundo aséptico e inmisericorde provocado por el propio ser humano. Un reparto no menos atípico que el propio director, donde sólo resalta Oliver Reed (principiante entonces, pero sin duda ya la Hammer adivinaba el enorme potencial de este enérgico actor), pero formado por intérpretes extraordinarios, ofrece a una serie de personajes que van más allá de su representación simbólica para devenir en seres de carne y hueso con virtudes y defectos, y arrastrados por la inevitabilidad de los sucesos.

El estremecedor final, con sólo los riscos de los acantilados, el rugir del mar y las voces de los niños, es uno de los más desconsoladores e impresionantes de toda la historia del cine de ciencia ficción.

Anécdotas

* Título en Estados Unidos: These Are the Damned.
* Rodada en el condado de Dorset, Inglaterra, en las localidades de Portland Bill y Weymouth, así como en los Estudios Bray, en Down Place, Oakley Green, Berkshire.
* Rodada en 1961, pero no estrenada en Inglaterra hasta 1963; estrenada en España en 1970.
* Un guión previo de Anthony Hinds no gustó a Losey, por lo cual éste encargó uno nuevo a Ben Barzman, pero tras varias semanas de rodaje se prescindió de éste y se partió de uno nuevo de Evan Jones; algunas fuentes también involucran a Losey en el guión.
* Losey propuso otros títulos para la película, como The Brink [El borde] o The Abyss [El abismo], pero fueron rechazados.
* Se rodaron diversas versiones de la muerte de Freya, en prevención de problemas con la censura norteamericana; en una, el causante era Bernard, y en otra, un soldado a bordo del helicóptero.
* Premiada en el Festival de Trieste en 1964 con el premio de la crítica por parte de la Associazone Stampa Guiliana Trieste.
* Cortada paulatinamente en Inglaterra y Estados Unidos, una copia completa se reestrenó (no en España, por supuesto) en 2007.

Carlos Díaz Maroto (Madrid. España) (http://www.pasadizo.com/index.php/component/peliculas/?view=peliculas&id=1343&type=critica)



CAPTURAS:

Click the image to open in full size.

Enlaces de descarga (Contraseña: HmB79):

No hay comentarios:

Publicar un comentario

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...